piedra y camino

[sáb] 8 de agosto de 2015

[este é a postagem 1331] deixei algumas coisas anotadas para escrever esta postagem quando retornasse da escola e de mais um dia: eu estou muito estressado, sensível demais. aqui dentro vai um turbilhão e é como se a qualquer momento eu fosse desabar em pranto sem saber explicar porque… estou estressado. eu e minhas contradições… parte de mim, de forma indignada e rebelde quer o mundo mais justo e amoroso. outra, se curva ao medo… covarde. e nestes momentos eu não me aguento… não consigo me perdoar e tenho nojo de mim mesmo. dias assim você pensa em morrer, e ai corre o perigo… esse desfazer-se dos nós, que nos atam à vida. hoje, renata, a moça dos abraços mais lentos  e apertados dados ao longo de minha graduação, me deixou um recado: dizia ela que ouviu uma canção, alfonsina y el mar, cantada por marcedes sosa, e recordou de mim. a canção é de uma melancolia… nessa hora eu quase chorei.

«Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar?»

pensei também nesse sentimento (muitas vez, quase sempre não é verdadeiro) de que estou em falta com as pessoas. ela se recorda de mim com pensamentos bons. eu, nessa hora de agora, sinto que sempre sou apenas falta… mas isto é como se eu precisasse dar mais… como se eu sempre estivesse em falta. como se eu fosse uma falta ambulante. [como eu gostaria de ter alguém para desabafar todo esse nó e essa tristeza dentro do peito ou apenas poder abraçar forte e lentamente]. saber de onde partem esses sentimentos não necessariamente barram seu retorno. oscilamos, entre nossas trevas invernais e dias de sóis. eu hoje apenas tenho vontade de chorar. abaixo um belo álbum de mercedes sosa, cantando atahualpa yupanqui… de onde saquei o título desta postagem… isto me faz recordar que preciso me desaprisionar e voltar no tempo, naqueles tempos de liberdade… PIEDRA Y CAMINO¹ http://www.youtube.com/watch?v=XC5WUCNFK6Q

1. Piedra y camino // Del cerro vengo bajando / Camino y piedra / Traigo enredada en el alma, viday / Una tristeza. / Me acusas de no quererte / No digas eso / Tal vez no comprendas nunca, viday / Porque me alejo. / Es mi destino / Piedra y camino / De un sueño lejano y bello, viday / Soy peregrino. / Por más que la dicha busco, / Vivo penando / Y cuando debo quedarme, viday / Me voy andando. / A veces soy como el río / Llego cantando / Y sin que nadie lo sepa, viday / Me voy llorando. / Es mi destino, / Piedra y camino / De un sueño lejano y bello, viday / Soy peregrino. 

2. Guitarra, dímelo tú // Si yo le pregunto al mundo, / el mundo me ha de engañar, / cada cual cree que no cambia,/ y que cambian los demás. /Y paso las madrugadas, / buscando un rayo de luz,/ ¿ porqué la noche es tan larga ¿. / Guitarra, dímelo tú. / Se vuelve cruda mentira, / lo que ayer fue tierna verdad,/ y hasta la tierra fecunda,/ se convierte en arenal. /Y paso las madrugadas, / buscando un rayo de luz,/ ¿ porqué la noche es tan larga ¿. / Guitarra, dímelo tú. / Los hombres son dioses muertos,/ de un tiempo ya derrumbao, / ni sus sueños se salvaron, / sólo la sombra ha quedao. /Y yo le pregunto al mundo, / y el mundo me ha de engañar,/ cada cual cree que no cambia, / y que cambian los demás./ Y paso las madrugadas,/ buscando un rayo de luz, / ¿ porqué la noche es tan larga ¿. / Guitarra, dímelo tú.

3. Chacarera de las piedras // Aqui canta un caminante / Que muy mucho ha caminado / Y ahora vive tranquilo / Y en el cerro colorado. / Largo mis coplas al viento / Por donde quiera que voy / Soy arbol lleno de frutos / Como plantita ‘e mistol. / Cuando ensillo mi caballo / Me largo por las arenas / Y en la mitad del camino / Ya me he olvidado de las penas. / Caminiaga, santa elena, / El churqui, rayo cortado. / No hay pago como mi pago / Viva el cerro colorado. / A la sombra de unos talas / Yo ‘y sentido de un repente / A una moza que decia: / Sosiegue, que viene gente … / Te voy a dar un remedio / Que es muy bueno pa’ las penas / Grasitas de iguana macho / Mezclaita con yerba buena. / Chacarera de las piedras / Criollita como ninguna /  No te metas en los montes /  Si no ha salido la luna / 

4. Tú que puedes, vuélvete // Soñe que el rio me hablaba/ Con voz de nieve cumbreña/ Y dulce, me recordaba/ Las cosas de mi querencia./ Tu que puedes, vuelvete…/ Me dijo el rio llorando./ Los cerros que tanto quieres,me dijo-/ Alla te estan esperando./Es cosa triste ser rio/ Quien pudiera ser laguna…/ Oir el silbo del junco/ Cuando lo besa la luna…/ Que cosas mas parecidas/ Son tu destino y el mio:/ Vivir cantando y penando/ Por esos largos caminos./ Tu que puedes, vuelvete…/ Me dijo el rio llorando./ Los cerros que tanto quieres,/ -me dijo-/ Alla te estan esperando./Tu que puedes, vuelvete…/ Tu que puedes, vuelvete…

5. La viajerita // Desde los cerros,/ viene esta zambita,/ por eso la llamo yo, / la viajerita, palomita, / por eso la llamo yo,/ la viajerita, palomita./ Sendas de arena, / talco florido, / y un corazón que pena,/ por un olvido, palomita, / y un corazón que pena, / por un olvido, palomita. / ¡ Ay viajerita ¡, el alba asoma, / trayendo de los cerros, / frescor y aroma, palomita, / trayendo de los cerros, / frescor y aroma, palomita. / Yo soy de arriba, / soy del Cochuna, / ranchito sobre el río, / soles y luna, palomita, /ranchito sobre el río, /  soles y luna, palomita. / Hasta Alpachiri, voy los domingos, / y por la noche al cerro, / vuelvo solito, palomita, / y por la noche al cerro, / vuelvo solito, palomita. / ¡ Ay viajerita ¡, el alba asoma, / trayendo de los cerros, / frescor y aroma, palomita, / trayendo de los cerros, / frescor y aroma, palomita.

6. Los hermanos // Yo tengo tantos hermanos / Que no los puedo contar / En el valle, la montaña / En la pampa y en el mar / Cada cual con sus trabajos / Con sus sueños, cada cual / Con la esperanza adelante / Con los recuerdos detrás / Yo tengo tantos hermanos / Que no los puedo contar / Gente de mano caliente / Por eso de la amistad / Con uno lloro, pa llorarlo / Con un rezo pa rezar / Con un horizonte abierto / Que siempre está más allá / Y esa fuerza pa buscarlo / Con tesón y voluntad / Cuando parece más cerca / Es cuando se aleja más / Yo tengo tantos hermanos / Que no los puedo contar / Y así seguimos andando / Curtidos de soledad / Nos perdemos por el mundo / Nos volvemos a encontrar / Y así nos reconocemos / Por el lejano mirar / Por la copla que mordemos / Semilla de inmensidad / Y así, seguimos andando / Curtidos de soledad / Y en nosotros nuestros muertos / Pa que nadie quede atrás / Yo tengo tantos hermanos / Que no los puedo contar / Y una novia muy hermosa / Que se llama ¡libertad! /

7. Criollita santiagueña // Criollita santiagueña / Morena linda / Por ti cantan los changos / Sus vidalitas santiagueña /Criollita de mi pago / Negras pestañas/ Flor de las chañarales / En las mañanas santiagueña /Otros han de alabar / A las donosas de la ciudad / Guarmicita del campo / Para tus tardes te quiero dar/ Esta zambita linda / Como tus ojos santiagueña /Cuando vas a traer agua / De la represa/ Endulzas con tu canto/ Toda la siesta santiagueña /Criollita santiagueña / Morena linda / Por ti cantan los changos/ Sus vidalitas santiagueña

8. La alabanza // Viejo canto de mis pagos, / viejo corno el salitral; / alabanza chacarera, / te quiero cantar. / Amuykayman dice el bombo, / cuando suena allá en Maylín; / por ahí anda Don Gallito / tocando el violín. /En Loreto bailo zamba, / el escondido en Beltrán, /pa’ bailar un buen remedio / hay Suncho Corral. /Ñoqa Salavinamanta, / de ande llaman el Troncal; / alabanza, chacarera, / te quiero cantar. /Ashpaj Sumaj la alabanza, / bailada en el quebrachal. / Mesmo como si dijeran: / -vengan a rezar / Zapatea por lo parejo; / no lo enojes al tierral. / Poquito, cepilla melo / la chacarera. / Ya va saliendo la luna /  brillando en el salitral; / / engualichando guitarras / con su claridad./ Ñoqa Salavinamanta, /de ande llaman el Troncal; / alabanza, chacarera, / te quiero cantar.

9. La arribeña // Zambita arribeña,/ ¡de dónde vendrás…!/ Quién sabe qué ausencias y qué nostalgias  / llorarás… / Allá en las quebradas  / y en el pajonal  / se estira tu canto como un lamento  / del piegral. / Por esos cerros se llevan los vientos  / los tristes acentos de mi soledad…/ A veces, el llanto  / se vuelve canto  / en el andar… / ¡aura!/A veces, el llanto  / se vuelve canto  / en el andar. / /Zambita arribeña,  / tal vez un amor  / te dió tristeza que en estos tiempos  / sufro yo./Caminos andando  / quien sabe por que… / Igual que la zamba,con un recuerdo  / viviré. / / Por esos cerros se llevan los vientos  / los tristes acentos de mi soledad… / ¡aura! / A veces, el llanto  / se vuelve canto  / en el andar.

10. Duerme, negrito (Kelo Palacios) // Duerme, duerme, negrito,  / que tu mamá está en el campo,  / negrito…  / Te va a traer  / codornices para ti.  / Te va a traer  / rica fruta para ti.  / Te va a traer  / carne de cerdo para ti.  / Te va a traer  / muchas cosas para ti  / Y si el negro no se duerme,  / viene el diablo blanco  / y ¡zas! Le come la patita,  / ¡chacapumba!  / Duerme, duerme, negrito,  / que tu mamá está en el campo,  / negrito…  / Trabajando,  / trabajando duramente,  / trabajando sí.  / Trabajando y no le pagan,  / trabajando sí.  / Trabajando y va tosiendo,  / trabajando, sí.  / Trabajando y va de luto,  / trabajando sí.  / Para el negrito chiquitito,  / trabajando, sí.  / Duramente, sí.  / Va tosiendo, sí.  / Va de luto, sí.  / Duramente, sí  / Duerme, duerme, negrito,  / que tu mama está en el campo,  / negrito…

11. Zambita de los pobres // Cuando llega el domingo,  / Hasta la villa bajando voy  / Y se queda mi rancho,  / Como diciendo “qué sólo estoy”.  / Bajo de un algarrobo  / Esta zambita siento cantar  / Y el rasguido parece  / Que me dijera “vení, bailá”.  / Zambita de los pobres,  / Flor de los valles, luz de amistad,  / Alajito es tu canto,  / En los domingos del tucumán.  / Cariñito del cerro,  / Mi criolla buena, ¿dónde andará?  / Hoy te canto la zamba  / De tus domingos, palomitay.  / Empochada de niebla,  / Fuiste camino de la ciudad.  / Mi zambita te espera,  / Criollita linda, “vení, bailá”.  / 

12. El alazán // Era una cinta de fuego,  / galopando, galopando. / Crin revuelta en llamaradas,  / mi alazán te estoy nombrando. / Trepo las sierras con luna,  / cruzó los valles nevando. / Cien caminos anduvimos,  / mi alazán te estoy nombrando. / ¿ Qué oscuro lazo de nieve  / te pialó junto al barranco ¿.  / ¿ Cómo fue que no lo viste ¿,  / ¿ Qué estrella andabas buscando ¿. / En el fondo del abismo,  / ni una voz para nombrarlo.  / Solito se fue muriendo,  / mi caballo, mi caballo. / En una horqueta de un tala  / hay un morral solitario,  / y hay un corral sin relinchos,  / mi alazán te estoy nombrando. / Si es como dicen algunos,  / que hay cielos pal’ buen caballo,  / por ahí andará mi flete,  / galopando, galopando. / Oscuro lazo de nieve  / te pialó junto al barranco.  / ¿ Cómo fue que no lo viste ¿,  / ¿ QUÉ estrella andabas buscando ¿. / En el fondo del abismo,  / ni una voz para nombrarlo.  / Solito se fue muriendo,  / mi caballo, mi caballo. / 

*** http://www.youtube.com/watch?v=eU1Hpc_iqL8

Por la blanda arena que lame el mar su pequeña huella no vuelve más, un sendero solo de pena y silencio llegó hasta el agua profunda. Un sendero solo de penas mudas llegó hasta la espuma.

Sabe Dios qué angustia te acompañó qué dolores viejos, calló tu voz para recostarte arrullada en el canto de las caracolas marinas. La canción que canta en el fondo oscuro del mar la caracola.

Te vas Alfonsina con tu soledad, ¿qué poemas nuevos fuiste a buscar? Una voz antigua de viento y de sal te requiebra el alma y la está llevando y te vas hacia allá como en sueños, dormida, Alfonsina, vestida de mar.

Cinco sirenitas te llevarán por caminos de algas y de coral y fosforescentes caballos marinos harán una ronda a tu lado. Y los habitantes del agua van a jugar pronto a tu lado.

Bájame la lámpara un poco más, déjame que duerma nodriza en paz y si llama él no le digas que estoy dile que Alfonsina no vuelve. Y si llama él no le digas nunca que estoy, di que me he ido.

Alfonsina Storni fue una poetisa y escritora argentina. mais aqui: Historia de la cancion “Alfonsina y el mar”

*** ps: desde a morte de minha vozinha – há um mês atrás – eu não havia chorado. hoje, chorei… porque aqui dentro está tudo por um triz… à flor da pele.

%d blogueiros gostam disto: